En estudio

Santiago Tavella habla de su lucha sin cuartel en defensa del buen gusto

"Los productos nuevos que aparecen terminan siendo una cosa muy estandarizada, y todo el mundo quiere ir hacia esa cuestión muy común."


Más de En estudio

Santiago Tavella habla de su lucha sin cuartel en defensa del buen gusto

"Los productos nuevos que aparecen terminan siendo una cosa muy estandarizada, y todo el mundo quiere ir hacia esa cuestión muy común."

Santiago Tavella, bajista y ocasional cantante de El Cuarteto de Nos, lleva adelante, desde hace algunos años, su proyecto artístico paralelo, Otro Tavella, en el que presenta sus canciones solo, acompañado de su guitarra, o en aparcería con Los Embajadores del Buen Gusto.

Con este combo tiene pronto, ya en las gateras, su álbum debut. Además, viene de presentarse en Buenos Aires, y aprovecha la visita de El Cuarteto a México, por estos días, para pasear sus canciones en tierras aztecas.

En esta edición de En Estudio, Tavella habla de su lucha sin cuartel en defensa del buen gusto, que parece un chiste pero no lo es: "Los productos nuevos que aparecen terminan siendo una cosa muy estandarizada, y todo el mundo quiere ir hacia esa cuestión muy común. Creo que eso es un poco lo que genera la crisis que hay a nivel creativo en la música y cosas así. Para mí la cosa pasa por otro lado. Cuando escuchás a alguien y decís "este tiene algo para decir" [...] No tiene que ver con la complejidad ni con la técnica, sino con tener voluntad de decir algo. Y no hay que confundir eso con el mensaje", dice.

Además, cuenta de su trabajo como solista, y del intercambio que mantuvo con Aldo Mazzucchelli, Coriún Ahronián y Fernando Cabrera a la hora de pulir las sus canciones.

Tavella adelanta que lo nuevo de El Cuarteto de Nos viene "con mucho Groove", y defiende su participación en el Cumbia Club. "La cumbia villera es como el último momento de autenticidad que tiene la movida tropical en el Río de la Plata. Tenía esa cosa chocante, una cuestión de expresión de clase, y no de la clase dominante [...] Es uno de los últimos movimientos sin autotune que hay. Siempre me interesó mucho cómo cantan los villeros tradicionales, que no lo hacen bien en el sentido de la afinación, pero te despeinan", dice.

 

Canal M para móviles

Disponible para iOS y Android